Una caja nido para murciélagos

Las cajas nido para murciélagos pueden servir para mejorar la conservación de estos animales, facilitando un lugar donde pueden resguardarse.

En el consejo anterior os recomendamos algunos puntos a tener en cuenta a la hora de ubicar una caja nido o bien una caja comedor para pájaros en el patio trasero. Pero hoy vamos más allá y complementar ese consejo con consideraciones en el caso de que te interese instalar una caja de murciélagos. Aunque puede parecer una idea extraña, os aseguramos que en algunos casos puede ser una buena opción, siempre que se tengan algunas precauciones.

Puede haber dos motivos principales para animarse a considerar esta opción. Por un lado, muchas especies de quirópteros han ido disminuyendo debido a varios factor ambientales, entre los que podríamos destacar el uso de pesticidas o la degradación de sus hábitats. Por lo tanto, en el caso de ubicar una caja nido en casa, este hecho tendrá un impacto ecológico positivo en la conservación del grupo animal. Por otra parte, muchos quirópteros ejercen una importante regulación de las presas de las que se alimentan, los insectos. Por lo tanto ayudarán a regular la cantidad de mosquitos, por ejemplo, que puede haber durante el verano.

Antes de instalar una caja nido debemos tener en cuenta algunos aspectos clave a la hora de plantear su ubicación. Para empezar, idealmente debería estar en un lugar más o menos aislado. Esto se debe a que los murciélagos seguramente producirán una alta cantidad de heces bajo la caja. Además, pueden transmitir algunas enfermedades como la rabia si hay un contacto directo (por eso los especialistas que trabajan con ellos llevan guantes), por lo que también tendremos que evitar la proximidad. Esto no significa que los quirópteros ataquen a las personas, pero debemos evitar manipularlos con la mano desnuda (de hecho mejor no manipularlos).

caja nido murciélagos

Pipistrellus pipistrellus es una de les especies de murciélago más común en Cataluña. Imagen obtenida de Wikimedia Commons, original de Barracuda1983

Con estos puntos puede parecer que es muy complicado encontrar un lugar adecuado donde poner la caja, pero seguramente hay varias opciones. Por ejemplo se puede ubicar en una casa de montaña, un huerto, una garriga o una casa rural. Podemos buscar en este entorno un lugar alto y apartado de donde hacemos nuestra vida cotidiana y sabremos que no molestará a nadie. También es importante que no esté al alcance de posible depredadores.

Teniendo en cuenta esto, nos falta una de las cosas más importantes: la propia caja nido. Para conseguir una podemos hacer una búsqueda en internet y adquirir alguna (nosotros hemos encontrado opciones interesantes en Jardinitis) o, incluso, fabricarla nosotros con ayuda de tutoriales o asistiendo a algún curso (aquí tenéis un ejemplo de uno que se realizó durante la semana de la naturaleza). Como en el caso del consejo de las cajas de pájaros, conseguir una es más fácil de lo que podemos pensar.

Por último, debemos tener en cuenta que hoy os comentamos algunas pautas básicas o puntos de referencia por donde empezar. Pero claro, como siempre, este contenido está pensado para que sea una pequeña introducción al proceso, ya que recomendamos que contactes con algún experto, parque natural o entidad relacionada que pueda asesorar de formar más directa en cada caso.

Si te animas y quieres contarnos tu experiencia, puede usar el hashtag #ConsejoCreatibio para compartirlo con todos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share This