Especies con las que se practica el hacking

Agradecemos la información aportada des de el Centre de Fauna dels Aiguamolls de l’Empordà, destacando su tarea en la recuperación y rehabilitación de la fauna salvaje del parque natural y de sus zonas cercanas.

liberación hacking

Durante este mes estamos hablando del hacking, una de las técnicas de liberación de especies más usadas. Muchos de los ejemplos que hemos mostrado, ya sea en el material de la web o de las redes sociales, muestran que las aves son las principales beneficiadas de esta técnica de liberación.

Dentro de estas, las rapaces son uno de los grupos que se liberan más a menudos con esta técnica. Especies como el mochuelo europeo (Athene noctua), la lechuza (Tyto alba) o el cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) son algunas de las más habituales en los procesos de liberación. Pero no solo se restringe a este grupo de aves, sino que también tenemos ejemplos con el alcuadón chico (Lanius minor), por ejemplo, la especie de la que hablamos el pasado marzo.

Estas liberaciones se pueden dar por dos motivos: o porque hay un proyecto de cría en cautividad para reforzar las poblaciones de las especies o porque los ejemplares han llegado heridos o en mal estado y tienen que llevar a cabo un proceso de rehabilitación para poder volver a la naturaleza con suficientes garantías como para que sobrevivan por sí solos (en caso contrario estaríamos hablando de animales irrecuperables).

Pero las aves no son el único grupo que se puede liberar mediante el hacking. En principio, todas las especies son susceptibles de esta liberación. Esto lo demuestra que en el Centre de Fauna dels Aiguamolls han llegado a hacer liberaciones con esta técnica de diferentes mamíferos como ardillas (Sciururs vulgaris), lirones, mustélidos (concretamente garduña – Martes foina) y erizos (Erinaceus europaeus).

También lo demuestra el hecho que desde el Centro de Fauna Salvatge del Canal Vell, en el Delta del Ebro, se han liberado ejemplares de galápago europeo (Emys orbicularis) a través de hacking. Del galápago europeo hablamos en septiembre de 2016, por si estáis interesados en tener más información sobre esta especie.

Así pues, queda claro que el hacking es una técnica que se puede aplicar en distintos grupos de animales. Eso sí, siempre se realiza bajo un estricto control por especialistas y profesionales, de manera que se haga de la mejor manera posible para limitar el estrés del animal y se maximice su supervivencia.

Información adicional:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share This