Especies de náyades

Agradecemos la información cedida por Núria Valls y Oriol Comas, del centro Camadoca Adeffa, en Santa Maria de Merlès, donde se lleva a cabo la cría en cautividad de la náyade Unio mancus.

náyades

En Cataluña podemos encontrar cinco especies de náyades, también llamadas conchas de río: la náyade auriculada (Margaritifera auricularia), que es la más grande de todas y la más amenazada; Potomida littoralis; Unio mancus (que hay científicos que separan ejemplares en otras especies); Unio ravoisieri; y Anodonta anatina.

Las principales diferencias entre las cinco especies de náyades son morfológicas. Tal y como se ve en la ilustración la coloración de las especies varía del negro de la náyade auriculada al marrón / verdoso de Unio ravoisieri o Potomida littoralis. El tamaño también es un rasgo distintivo de cada especie: la náyade auriculada, como hemos dicho, es la más grande de todas, llegando a los 18 centímetros de largo; muy cercana a ella hay Anodonta anatina, que puede llegar a los 17 cm; en cuanto a Unio mancus, puede alcanzar los 11-12 cm (muy parecida a Unio ravoisieri); y Potomida littoralis es la más pequeña, teniendo un tamaño de entre 6 y 8 cm. Todas ellas tienen la concha más o menos alargada, con la excepción de Potomida littoralis, que es más redondeada. Otras características como la alimentación o el ciclo vital son iguales en todas ellas.

El estatus de conservación es malo en cuatro de las cinco especies, siendo la náyade auriculada la más amenazada de todas. Actualmente sólo se encuentra en el río Ebro y sus poblaciones, actualmente, son muy reducidas debido a varios factores, principalmente la entrada de especies invasoras, la alteración de los ríos y la desaparición de los peces que parasitan. Estos fenómenos también afectan a las otras especies de náyades, por lo que son objeto de varios proyectos de conservación de sus poblaciones y sus hábitats (ríos Ebro, Ter, Llobregat o lago de Banyoles, entre otros, dependiendo de las especies ).

La especie que no se encuentra en una situación tan mala es Anodonta anatina, gracias a su capacidad de parasitar más especies de peces que las demás. De esta manera, no se ve tanto afectada por la disminución de sus huéspedes.

Información adicional:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share This