El projecte de cria del cavilat, un peix d'alta muntanya

El centro Camadoca ADEFFA, situado en Santa Maria de Merlès, es el único centro donde se hace cría en cautividad del cavilat. La información sobre esta especie la hemos obtenido gracias al conocimiento que tienen en el centro, como se muestra en el audiovisual “El cavilat. Conocerlo para conservarlo“, donde han llevado a cabo la dirección técnica. El documental ha sido realizado por Estudio Divulgación Naturaleza (dirección de Xavier Bayer, fotografías de Pep Guasch y Joan Guasch, voces en off de Marta Vallès, Manu Gómez y Manuela Ané Brito, traducciones de Ramon Puertas y Manuela Ané Brito y producción musical de Lluís Giménez y Mai Sentito).

Para más información: www.adeffa.cat y www.ednatura.com

 

Hoy os hablaremos del plan de cría del cavilat (Cottus gobio), una especie que ha sufrido una importante regresión en los ríos y torrentes de la Val d’Aran. Actualmente se considera una especie “en peligro de extinción”, incluida en la lista roja de la IUCN. Esta valoración depende del área que habita la especie y el número de individuos que se encuentran en la naturaleza, entre otros factores.

Pero antes de profundizar en su cría, creemos que es conveniente incidir en algunas características de su ecología para entender mejor todos los aspectos del programa de recuperación de la especie y que lo hacen tan peculiar y complejo. Cada plan de cría debe contemplar el hábitat natural de la especie que se quiere recuperar, así como cuáles son las amenazas que la han situado en peligro de extinción.

El cavilat es un pez que normalmente mide entre 10 y 15 centímetros (nunca sobrepasa los 18 centímetros de longitud) y que no tiene escamas en su cuerpo. Habita ríos y torrentes de aguas rápidas y bien oxigenadas de alta montaña, zonas normalmente con un sustrato pedregoso y poca profundidad. Se encuentra solamente en la Val d’Aran, en el curso alto del río Garona y alguno de sus afluentes.

Se alimenta de invertebrados acuáticos, los cuales detecta con el movimiento y caza haciendo pequeños saltos antes de abalanzarse sobre ellos. Se trata de un pez que se mueve principalmente por el fondo del río (es una especie bentónica) de forma que no cuenta con una gran capacidad natatoria y su dispersión es también limitada.

Uno de los problemas con los que se encuentra el cavilat tiene que ver con el bajo número de individuos y el aislamiento que éstos sufren respecto al resto de poblaciones de la cuenca del río Garona en el valle de Aran. Esto tiene como consecuencia que sea muy vulnerable a fenómenos externos, ya sean de origen ambiental o antrópico. Algunos ejemplos de estos fenómenos son las riadas o la contaminación, respectivamente.

El problema se vuelve más grave debido a la baja capacidad de dispersión y movimiento que tiene la especie, que le impide recuperar el territorio rápidamente, como se ha comentado más arriba. Además, la presencia de presas y esclusas también supone un problema que intensifica su aislamiento respecto a otras poblaciones de la cuenca.

La contaminación humana, sobre todo en épocas turísticas donde hay una gran afluencia de personas, también supone una amenaza. El hecho es tan relevante, que incluso puede verse afectado por el aumento de la temperatura del agua generado por el agua caliente proveniente de duchas y grifos domésticos durante este periodo.

cavilat

Los problemas con que se encuentra el cavilat se ven agravados por su baja capacidad de dispersión

Como puede observarse, se trata de una especie con amenazas que se ven agravadas por el hecho que sus poblaciones cuentan generalmente con pocos individuos y se encuentran aisladas entre sí. Es por ello que, viendo la dinámica y problemática de la especie en Cataluña, en 2006 comenzó la cría en cautividad de esta especie en el centro Camadoca, en Santa Maria de Merlès, gestionado por la asociación ADEFFA.

Esta cría es especialmente compleja porque se han de imitar, de la forma más precisa posible, las características del hábitat natural, y como hemos visto anteriormente, habita zonas de alta montaña con unas características físico-químicas del agua y del entorno particulares.

También se debe tener en cuenta que durante este proceso se debe alimentar con presa viva al carrasco espinoso, para que ya estén acostumbrados a este alimento cuando se liberen y, por tanto, sean aptos para sobrevivir en su entorno . En especies que tienen alguna particularidad especial en cuanto a la alimentación o la obtención de recursos, el aprendizaje es un factor muy relevante para asegurar el éxito una vez se liberan a la naturaleza.

Los individuos se liberan al medio con un mínimo de 6 meses de edad. En este proceso se toman medidas y muestras para hacer estudios genéticos. Este momento de liberación requiere una gran planificación, sobre todo en el transporte entre Camadoca y la Val d’Aran: el viaje con los individuos que se van a soltar se hace de madrugada para poder mantener el agua fría de los recipientes climatizados donde hay los peces que se deben liberar.

Una vez en el lugar de liberación, los recipientes se mantienen un rato en contacto con el agua del río para que los peces se aclimaten a la temperatura del mismo. Los ejemplares reintroducidos también servirán para hacer un seguimiento de la supervivencia y la adaptación de estos al medio, a través de un marcaje individual.

Es siempre necesario recordar la importancia de realizar el seguimiento a aquellos individuos que se han liberado: esto sirve para entender cómo funciona el plan de recuperación y, por tanto, poder mejorar el proceso, además de entender los problemas con los que se enfrentan los individuos en su medio.

Aparte de los estudios genéticos que se realizan a partir de los datos de la suelta y del seguimiento individual que se hace en aquellos individuos marcados, también es relevante saber cómo evolucionan las poblaciones naturales de cavilat. Para ello se realizan censos para controlar el estado de las poblaciones. Se utiliza la pesca eléctrica de forma que luego se puedan realizar otras medidas de los ejemplares que se han pescado y obtener más información.

Con el presente artículo, quedan claras las dificultades que hay en el programa de cría del cavilat debido al hábitat donde vive y el nicho que ocupa. Y no sólo eso, también se muestran como algunas acciones aparentemente sin ningún efecto en su conservación agravan la situación debido a la masificación de personas durante las épocas de turismo.

Información adicional:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share This